Últimos temas

» Registro de Avatar
Miér Jun 16, 2010 12:56 pm por Suplica Vulturi

» Modelo de ficha.
Miér Jun 16, 2010 12:52 pm por Suplica Vulturi

» Personajes canon libres
Miér Jun 16, 2010 12:24 pm por Suplica Vulturi

» NOS MUDAMOS
Mar Ene 19, 2010 10:16 pm por Admin

» Renesmee Carlie Cullen Swan
Lun Ene 11, 2010 10:35 am por Admin

» Sabina Grace
Dom Ene 10, 2010 9:45 pm por Admin

» En la nueva vida
Sáb Ene 09, 2010 5:34 pm por Kathleen Baltrow

» Un día bastante aburrido { Libre }
Sáb Ene 09, 2010 5:19 pm por Kathleen Baltrow

» Thomas Anderson
Vie Ene 08, 2010 12:46 pm por Isabella Swan

Navegación

 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar

    Amaneciendo... (Libre)

    Comparte
    avatar
    Jacob Black

    Mensajes : 14
    Fecha de inscripción : 28/12/2009

    Amaneciendo... (Libre)

    Mensaje  Jacob Black el Lun Dic 28, 2009 11:14 pm

    La vida del otro lado de Forks, comúnmente era pacifica y divertida, tanto para mí, como para cualquiera que husmeara por el lugar. Es decir; la gente de la Reserva, mi gente, parecía tener una sonrisa firmemente arraigada a los labios, como si todo el mundo gozara de matices de colores de los cuales sólo ellos estuvieran enterados. Todos, excepto yo.

    Tranquilo. Respiras. Comienzas a correr. Algo te impulsó a ello, pese a que toda lógica te pedía permanecer lejos de ella, de los chupasangres, de todo el maldito mundo que se te había venido abajo.

    Ah, sí... algunas personas llaman a esto amor, para mí es... es... también es amor.

    Con una pizca de estupidez y locura.

    Adiós a las sentencias que había hecho "quédate allá, no tienes nada qué hacer". Bienvenido nuevamente el lado cobarde pero real de Jacob Black "sé siempre un chico bueno". Claro... el chico bueno, aunque estúpido que correría detrás de Bella Swan mientras su corazón siguiera zumbando como un colibrí, mientras el rubor natural se materializara en sus mejillas pálidas.

    Sin darme cuenta, como un acto reflejo, eché la cabeza hacia atrás y aullé de júbilo. La paz me atravesó como si de un chute de vida se tratara, cuando vi todos esos árboles frondosos y ese verde rodeándome. Con el descubrimiento de la otra parte de mi ser, todo eso había tomado un nuevo significado para mí, ya no era malo. Aunque no todo era malo en mi vida. Más que malo, podría llamarlo extraño. Todo mi universo giraba en entorno a los bosques, ahora, como macho Alpha. Aún no me convencía esa idea, pero me estaba acostumbrando poco a poco, tener muchas responsabilidades nunca ha sido lo mío. Pero por primera vez, podía gritar convencido de que; me encontraba a gusto en esa forma. Apenas recordaba la última vez que había pasado más de dos horas en forma humana.

    Inspiré con fuerza y me dispuse a salir a la carrera, para disfrutar por completo del bosque. Un poco más allá, con flato, el estómago encogido y un cansancio mortal, pasé la barrera y me encaminé a First Beach. Volví a mi estado humano. Pegué un pequeño respingo para después mirar instintivamente hacia abajo, por suerte ésta vez no estaba completamente desnudo, unos pantalones vaqueros, hechos añicos, cubrían aquella parte de mi persona que no deseaba que fuera aún descubierta. Aunque de todas formas, la playa estaba muy solitaria... como yo.

    Empezé a caminar con demasiada lentitud, como si examinara cada paso que otorgaba. Paseé por la formación donde solía estar con Bella. La extrañaba, si. ¡Maldito chupasangre! ¡Maldita cruel realidad!
    Dejé pasar el tema, porque seguramente terminaría volviéndome loco. Seguí con la caminata; mi vista perdida más allá del horizonte, con cierto matiz de nostálgia. Estaba... Amaneciendo.
    avatar
    Isabella Swan

    Mensajes : 13
    Fecha de inscripción : 24/12/2009

    Re: Amaneciendo... (Libre)

    Mensaje  Isabella Swan el Lun Dic 28, 2009 11:33 pm

    ((Si no te molesta, me meto en el post *-*))

    Los segundos, los minutos y las horas parecían ser tortuosas. Me encontraba tendida encima de mi cama, mirando directamente al techo. Mi rostro se encontraba inexpresivo y lo sabía, porque estaba sumida en mi mundo de pensamientos y conjeturas. Analizando y desmenuzando todas las situaciones que se me presentaban en mi vida. ¿Cuanto tiempo había pasado así?, ni yo lo sabía. Suspiré largamente y me di vuelta en la cama, observando mi ventana que estaba abierta. Hacía frío y probablemente Edward llegaría en cualquier momento...O no. Apenas era la mañana, usualmente las visitas eran nocturnas. Por eso mismo me levanté y cerré bruscamente la ventana, pero entonces, cuando pasé por al lado de mi mesa de luz encontré algo. Era una de aquellas notas "odiosas" -por así decirlo- de mi ¿amigo? Jacob.

    Bueno, en realidad ya no éramos eso. Solo éramos...dos entes angustiados. Me mordí el labio inferior, tomé la nota y me senté en la cama. Me quedé contemplando su letra unos cuantos segundos. Incluso lo extrañaba con tan solo ver aquello. ¡Que angustia me daba!. Pasé una mano por mi cabello de manera nerviosa y miré a mi alrededor, como si encontrara una respuesta allí.
    En realidad, estando encerrada, jamás encontraría respuestas certeras o útiles. Debía irme...Era mi nueva prioridad del día. Apreté mis labios, me paré y salí del dormitorio. Bajé las escaleras y Charlie aún no había llegado, pues claro, aún se encontraba en el trabajo. Por eso dejé una notita para el que decía lo siguiente...

    Iré a La Push. Dejé algo de comida en el refrigerador. Solo tienes que calentarlo.

    Bella.


    Lo releí, asentí con la cabeza y dejé la nota encima del control de la tv, pues era más que seguro que allí lo vería. Tomé una chaqueta y me dirigí al exterior para subirme a mi viejo pero querido monovolumen, que más de una vez Jacob se vio obligado a arreglar.
    Esbocé una sonrisa nostálgica y luego puse en marcha el motor. Esperé a que se calentara un poco y finalmente salí camino a La Push.
    Mi primer paradero fue la casa de Jake, pero su padre me había dicho que había ido hacia la playa...Aunque por su tono de voz, diría que no quería que yo lo viera. De todas formas, me dirigí hasta allí.

    Bajé de mi monovolumen y comencé a caminar por la solitaria y fría playa. Allí no estaba mi Jake y me apené internamente. Suspiré y me quedé quieta en un lugar, frente al mar, observando el panorama. Coloqué las manos en los bolsillos de mi chaqueta y sentí como el viento arremolinaba mis cabellos.
    Cerré mis ojos y se me vino la imagen de Jacob a mi mente. Sonreí de manera triste...Solo esperaba aunque sea volver a verlo.
    avatar
    Jacob Black

    Mensajes : 14
    Fecha de inscripción : 28/12/2009

    Re: Amaneciendo... (Libre)

    Mensaje  Jacob Black el Mar Dic 29, 2009 12:50 am

    {Porsupuesto ^-^}

    En ese momento una persona se interpuso entre mi mirada y el horizonte, fui consciente de la oscuridad momentánea que me atrapó por completo. Genial, ¿por qué es tan sencillo jurar que no volverás a caer, y al verla se desmorona todo?

    Tragué saliva con fuerza. La miré totalmente pasmado, sin dar crédito a lo que veía. Esto no era más que un sueño, un placido sueño al que mi extenuado cuerpo y mis esperanzas me transportaron para que así pudiera aplacar el dolor que me carcomía por dentro. "No, basta de fantasias Jacob Black". Era real, ella estaba allí de verdad. Su mirada se perdía en la profundidad del mar, mientras su pelo se acompasaba al movimiento del viento, con aquella sonrisa tan... apagada, pero con la suficiente fuerza para iluminar la playa entera.

    No sólo yo me daba cuenta de lo complicado que lo tenía para que Bella cambiara de opinión acerca de su elección. Los comentarios desagradables de Leah, solía ingorarlos, pero a fin de cuentas, tanto los de ella como los del resto de la manda, llegaban a un mismo punto en común; Tristeza. ¡Maldita sea! Lo último que quería es que sintieran pena por mí. Además, no todo estaba perdido. Quería aferrarme a la desesperada a esa teoría que me daba a entender el porqué del retraso de su matrimonio con la sanguijuela, y su posterior conversión; Confusión.
    Tal vez, no quería aceptar la maldita realidad, cierto. Pero todavía albergaba la esperanza de que Bells se decantara por mí. El retraso de la boda me daba más tiempo, y por lo tanto, una segunda oportunidad.

    No estaba preparado para un adiós definitivo. "Seré bueno" le prometí. Pero no sería la primera vez que rompía con mi promesa. Y sinceramente, no me importaba, no esta vez. Lucharía por ella, Bells tenía una segunda alternativa, y no me rendiría, no hasta que su corazón dejara de palpitar. Yo era su amigo, -a pesar de que no era el mejor término para nombrar nuestra relación actual- y hasta que no se uniera ante Dios con ese chupasangre, no dejaría de recalcarle una y otra vez, que había otro camino por el cual elegir.

    Mi cabeza estaba hecha un lío, quería que volviera por donde había venido, antes de que Bella se percatara de mi presencia. Pero a su vez, sabía que tendría que enfrentarla tarde o temprano. Y Tiempo, era lo único que ya no quedaba. El tiempo pasaría. Y ya no habría NADA para impedir la atrocidad que esa sanguijuela estaba por cometer.

    Eh... yo... ¡Bella! —grité su nombre para llamar su atención y corrí hacia ella con rapidez. Aminoré los pasos cuando ya había acortado toda la distancia que nos separaba. Me paré enfrente de ella y la miré a los ojos sin saber qué cara poner. Mi corazón había empezado a martillear con tal fuerza y... ridiculez, que estube a punto de sonrojarme como el mismo crío que lo han pillado haciendo alguna travesura. Tenía un montón de cosas que decirle, sin embargo, todas las palabras me quedaron retenidas en la garganta, imposibles de pasar.
    avatar
    Isabella Swan

    Mensajes : 13
    Fecha de inscripción : 24/12/2009

    Re: Amaneciendo... (Libre)

    Mensaje  Isabella Swan el Mar Dic 29, 2009 2:26 am

    El viento era tan frío que casi me congelaba hasta los huesos y en acto reflejo me abracé a mi misma. Subí un poco el rostro y observé el cielo anaranjado entremezclado con los nubarrones grises tan típicos de zonas como estas. Mientras miraba aquellos pequeños rayos de sol, no pude evitar pensar en Jake. ¿Donde estaría el?, ¿y si lo que le había dicho Billy era mentira?. Tal vez Jacob realmente no deseaba verme y por eso le había dicho a su padre que mintiera por el.

    Me mordí el labio inferior de manera angustiada, miré al piso y pateé una pequeña piedrita que fue a parar directamente al mar. ¿Que demonios hacía allí congelándome del frío a la espera de alguien que en definitiva no llegaría a mi encuentro?. ¡Por supuesto!, que tonta eres Bella...Jacob vendrá corriendo con rosas hacia ti. Pensé de manera sarcástica con cierta molestia. No después de todo lo que ha pasado...No después de tu estúpido e irremediable egoísmo. Casi me estaba regañando a mi misma internamente...Porque verdaderamente me lo merecía.

    No solo lo había lastimado, sino que casi parecía como si lo hubiera utilizado en el tiempo que Edward me había dejado. ¡Yo no lo había usado!, realmente me sentía a gusto con su compañía, porque me hacía feliz y me devolvía parte de mi vida. Jacob ES parte de mi vida. Lo quiera o no era cierto. Sin embargo, a veces prefería no agobiar demasiado a Edward con todo el asunto entre ambos...Solo generaría más disturbios.

    Di un largo bufido y cuando estaba lista a emprender camino de vuelta a Forks, escuché su voz. Su única e irreparable voz llamándome a mi. Inmediatamente giré mi rostro y lo encontré allí, yendo hacia mi. Me quedé boquiabierta, casi pasmada...Porque jamás imaginé que me hablaría. Miré a mi alrededor, como si le hablara a otra persona en la playa que también se apodaba "Bella", pero como no vi a nadie más, comprendí que era la única a quien llamaba.

    Sonreí boba y torpemente sin saber bien que hacer y me acerqué unos pasos más hacia el. Y una vez que estuvimos frente a frente, solo hubo silencio. ¿Como demonios iba a comenzar?. Esbocé una media sonrisa y miré al piso. -Te estaba buscando.- Susurré de manera cohibida, para volver a mirarlo una vez más. -Billy me dijo que estarías aquí y...Por eso vine.- Me mordí levemente el labio inferior de manera insegura. -Espero que no...no te moleste que haya venido a buscarte.- Me encogí levemente de hombros y ahí terminaron mis palabras, porque ya no sabía que hacer ni decir teniéndolo en frente.

    Realmente me hubiera gustado abrazarlo como en los viejos tiempos. Pero hice un enorme esfuerzo y me contuve...No sabía que tan enojado estaba Jake conmigo.
    avatar
    Jacob Black

    Mensajes : 14
    Fecha de inscripción : 28/12/2009

    Re: Amaneciendo... (Libre)

    Mensaje  Jacob Black el Mar Dic 29, 2009 1:18 pm

    A veces me paraba a pensar, en lo mucho que Bella me hacía sufrir. Y a pesar de todo, seguía enganchado a ella después de tanto tiempo. Bueno, vale, en realidad lo que me hace sufrir es que se dañe a sí misma. Que a veces sea tan terca y no quiera ver más allá de su cerrada realidad. Ella estaba totalmente cegada por las sombras. Pero siempre hay luz por más oscuro que parezca el camino. Siempre hay otra alternativa. Pero ella seguía totalmente sumida a su decisión.

    Porque el camino al que ella estaba aferrada, no eran sombras... "claro que no Jacob Black", aquello era un eclipse.

    Con una claridad cegadora.

    Ella no me hace daño, claro, al menos no conscientemente. Al revés, me lo da todo. Me da confianza en mí mismo. Como si a su lado no tuviera que fingir alguien que no soy. Sí, vale, menos cuando está con... Colmillitos.
    Ahí es cuando siempre tuve que hacerme el duro y ponerme aquella faceta, para que no se notara por fuera que estaba hecho polvo. Núnca he querido darle esa satisfacción. Aunque al fin y al cabo, él se haya metido en mi cabeza y sepa de sobras, la tristeza y la impotencia que me embargan.

    No me gustaba el dolor que se cruzaba en el rostro de Bella cuando me ponía en plan bravucón, pero es que no pienso ni pensaré arrastrarme más de lo debido delante del chupasangre. Él sabrá que tengo ganas de arrancarle la cabeza de un bocado, y... de derramar lágrimas como un perdedor. Pero jamás me verá hacerlo.

    Ahora estábamos ella y yo solos, como antes. Como si nada fuera cambiado entre ambos, como si aquella mañana fuera una de las tantas en las que paseábamos juntos cogidos de la mano. -Ya que a ella no le importaba- Era MI chica. Y por encima de todo, mi mejor amiga. La situación en aquel tiempo era totalmente distinta.
    Pero a pesar de todo, ahora la tenía enfrente, a escasos centímetros de mí. Fue ella quien acortó la distancia que nos separaba. No estaba asustada por mi comportamiento brusco y arisco después de sus miles de intentos por entablar una conversación conmigo. No había miedo ni repugnancia en su rostro. Sólo había su sonrisa avergonaza, que la hacía ver tan encantadora; con un pequeño atisbo de cariño.

    No me pasó por alto que no había amor o pasión en sus ojos, pero aún así me sentí inmensamente feliz —Bueno, supongo que a pesar de mi insistencia en que es mejor no vernos, seguirás... buscándome... —no era una pregunta, era una afirmación. Sabía de las innumerables veces en que Bella había intentado localizarme. Y no era tan buen mentiroso como para engañarme a mí mismo, y que su preocupación por mí, me fuera indiferente.
    Cerré los ojos y suspiré pesadamente —Ven aquí... —los abrí al mismo instante en que dejé que una sonrisa fugaz apareciera en mis labios por escasos segundos. Pero los suficientes para que ésta dejara un rastro cálido en mi pecho.
    Me incliné por la altura y la rodeé con mis fuertes y enormes brazos, como si mi vida dependiera de aquel abrazo —Sólo lo hago porque no quiero que te congeles, no te acostumbres demasiado —comenté, dándole aquel toque de humor que tanto me caracterizaba.
    avatar
    Isabella Swan

    Mensajes : 13
    Fecha de inscripción : 24/12/2009

    Re: Amaneciendo... (Libre)

    Mensaje  Isabella Swan el Mar Dic 29, 2009 3:21 pm

    No podía evitar sentirme ligeramente nerviosa. No luego después de tantos rechazos por parte de Jake, dado a que el me lo había dejado expresamente claro: No quería verme otra vez. Era por eso que el momento era prácticamente indescifrable y ya no sabía que esperar con exactitud. ¿Que el me dijera que desapareciera de la playa?...No...al menos sentía una ligera onda de positividad que el emanaba. Había algo en su expresión que me decía que no quería seguir así de esa manera conmigo. Y casi rogué internamente para que mis suposiciones sean certeras. De hecho, ya no soportaba una noche más de pesadillas a causa de perderlo a el...

    Entonces, cuando el soltó las primeras palabras, yo solo asentí varias veces con mi cabeza sin miedo alguno. -Me temo que así será.- Contesté de manera seria, aunque me costara serlo con el. Después de todo, con Jake siempre eran risas y felicidad. Amaba esa espontaneidad que había siempre entre nosotros y no quería que se desvaneciera nunca. Aunque lo más probable...Es que el día que me transformaran eso se acabaría. Pero por el momento, como no estaba demasiado segura con el asunto de la boda, el proceso se retrasaría. A menos claro, que uno de los Volturi llegara. Supongo que ante tal extremidad y exposición de mi vida, debían transformarme si o si.

    Me quedé observándolo. Casi había olvidado lo mucho que había crecido mi amigo y que ya no era ningún niño, me superaba en tamaño. Esbocé una media sonrisa ante aquello y luego, de manera sorpresiva...Jacob me pedía que me acercara a el. Abrí levemente mis labios porque me encontraba sorprendida, jamás hubiera esperado aquello de su parte...Pero no podía desaprovechar el gran paso que habíamos dado, luego de tanto tiempo de estar peleados.

    Con paso lento me dirigí a el y correspondí a ese caluroso abrazo que tanto había extrañado. Intenté contener las lágrimas a causa de lo significativo que era para mí ese momento. La felicidad me embargó por completo, de poder volver a sentir su aroma y su calidez. Yo no quería perder ese tipo de cosas y por momentos...Me sentí confundida. ¿Como renunciar a una cosa sin perder la otra?. Una pequeña puntada en el corazón se apoderó de mi. Era una terrible decisión...Pero en esos momentos, me hubiera gustado quedarme así siempre. Sin embargo, yo amaba a Edward.

    Suspiré largamente y dejé escapar una risita ante su comentario. Ese era el Jacob que yo amaba y extrañaba. El jovencito risueño y burlón que me había hecho pasar los mejores ratos. Separé un poco mi rostro de su pecho y lo observé con una sonrisa plasmada en mis labios.
    -Te he extrañado Jake.- Confesé con mucha sinceridad. -Creí que...que me odiarías de por vida.- Continué diciéndole. -¿O me sigues odiando ahora y esto es una pequeña tregua...?- Agregué con rapidez, con una media sonrisa.
    avatar
    Jacob Black

    Mensajes : 14
    Fecha de inscripción : 28/12/2009

    Re: Amaneciendo... (Libre)

    Mensaje  Jacob Black el Mar Dic 29, 2009 9:55 pm

    Ahora sí, podía considerarme como el hombre más feliz del universo, y no literalmente. Su abrazo me devolvió aquel destello de calidez que tanto necesitaba. Hundí mi nariz en su cabello que aún olía tal y como lo recordaba, era esa mezcla de champú de fresa, gel de cítricos y ese matiz salado que era puramente de Bella.

    Ideas estúpidas inundaban mi mente de nuevo, tal y como la lluvia en invierno moja las calles de la ciudad donde vivimos. Quisiera detenerlas, pero era inútil. Es como querer detener la lluvia con un vaso de cristal.

    Ideas tan hipócritas que intentan alivianar el dolor. Ideas donde ella se quedaba conmigo, tan estupidamente imposibles, como que llego a la boda y Bella corre hacia mí para salvarse de entregar su alma a ese ser sin corazón, a ese iceberg andante. Donde el altruista y prepotente vampiro pierde, y el lobo obtiene la victoria. Aunque esto no era más que un maldito amor no correspondido, que logra sacar lo más humano de ambos. Se dejan atrás los colmillos, el pelaje, la fuerza, la habilidad; para dejar salir partes tan humanas como la ternura, la caballerosidad, los celos… Y el dolor.

    Maldito dolor. Me torturaba a cada momento, en cada segundo de mi injusta vida. No sé que hice para merecer tanto sufrimiento. ¿Acaso no merezco ser feliz también? ¿o es que el hombre lobo no es digno del amor como el vampiro? "Demasiado tarde para quejarte Jacob Black". Decidí mantenerme al margen, ser el chico bueno y no hacer sufrir más a Bella. Genial, otra ironía... sin duda, me llevaba el premio al tonto del año. Como si la decisión de alejarme de su vida, no provocara esa misma tortura en ella... Era un completo idiota. Pero un idiota que a partir de ahora, haría las cosas bien.

    Una sonrisa volvió a dibujarse en mi rostro instintivamente, en cuanto pude escuchar su risa escapándose de sus rosados labios. En cuanto se separó para enfocar sus ojos color café en los míos, ensanché la sonrisa mostrando una perfecta hilera de blancos dientes.

    Me extrañaba. Ella... también me extrañaba.

    Pero con aquel sentimiento tan ajeno al que yo sentía por ella.

    Independientemente de todo aquello, ya tenía motivos para estar enormemente feliz, como aquel crío de tres años al entregarle su regalo de cumpleaños.
    Fruncí el ceño como si le diera vueltas al asunto. ¿Odiarla? Oh, si claro... ojalá pudiera, pero era improbable —Mm... sí, definitivamente. Diste en el clavo, Bells. Había olvidado lo lista que eres... —retení una carcajada en la garganta que me delataría. Me encogí de hombros seguidamente y continué —Y ya que esto es una simple tregua, supongo que no podrás negarte ni impedir que quiera secuestrarte un par de horas aquí en La Push, ¿verdad? —pregunté con picardía.
    avatar
    Isabella Swan

    Mensajes : 13
    Fecha de inscripción : 24/12/2009

    Re: Amaneciendo... (Libre)

    Mensaje  Isabella Swan el Miér Dic 30, 2009 8:01 pm

    Parecía como si las agujas del reloj habían comenzado a retroceder y me encontraba nuevamente en aquellas épocas donde Jake y yo solíamos ser prácticamente inseparables. Me sentía alegre y a gusto con el, con aquella calidez que hacía que el frío no existiera en la playa. Probablemente esto luego generaría algo extraño en Edward, dado a que sentiría el efluvio de Jacob en mi. Quizás el hecho de "oler a perro" no le agradaría demasiado, aunque podía mantenerlo siempre en secreto a esto...¿no?. ¿Pero por que?, ¿acaso había algo malo en todo esto?.

    Apreté levemente mis labios y traté de olvidar mis cuestiones. Era un momento grato y no debía arruinarlo. Apoyé mi rostro en el pecho de Jake y escuché los latidos de su corazón, haciendo que sonriera de manera inconsciente. Aquello era reconfortante para mi cuerpo y alma...
    Aún era algo temprano, pues cuando miré el cielo, me encontré con el Sol que aún salía tímidamente y algunos rayos parecían tocar el agua del mar. La magnificencia de aquella escena era única. Lástima por las nubes que de a poco comenzaban a tapar el panorama. ¿Pero que más daba?, yo estaba feliz de todas formas.

    Y sinceramente, era increíble como algo tan sutil podía hacerme sonreír o quitarme la preocupación. Jake conseguía ese efecto en mi. Luego, escuché lo que me decía y sonreí de manera entretenida y astuta, mientras levantaba una de mis cejas.
    -Soy más lista de lo que crees.- Comenté luego de sus primeras palabras. Para luego echarme a reír con las que siguieron. -¿Así que una tregua eh?.- Asentí dos veces con la cabeza y fingí pensar la situación. ¡Obviamente quería pasar todo el día con Jake como en los viejos tiempos!. En definitiva se me haría imposible negarme a aquello.

    -Supongo que aceptaré la tregua.- Me separé un poco de el y lo tomé del brazo. -¿Caminamos?.- Ok, en realidad no hizo falta decirlo, dado a que ya había comenzado a llevarlo yo casi a rastras, caminando por la playa y observando de manera alegre el lugar.
    -¿Que hacías tan temprano por aquí?.- Me animé a preguntar con cierta curiosidad. Volteé mi rostro y lo observé fijamente con una sonrisa en mis labios.
    avatar
    Jacob Black

    Mensajes : 14
    Fecha de inscripción : 28/12/2009

    Re: Amaneciendo... (Libre)

    Mensaje  Jacob Black el Miér Dic 30, 2009 11:41 pm

    ¿Desde cuando era todo tan complicado? A veces desearía volver atrás en el tiempo, convertirme en aquel chiquillo que no tenía que preocuparse por nada más que no fuera su entretenimiento. Ahora, era el macho Alpha de una manada de lobos. Con un montón de responsabilidades que todo aquello conllevaba; protegernos, defender el territorio, y combatir con nuestros enemigos. Y por encima de todo, tenía que proteger a mi mejor amiga -y amor de mi vida- humana (sí humana) propensa a los peligros, y a punto de casarse con un chupasangre a cambio de entregar su alma para convertirse en uno de ellos.

    Sólo recordarlo empezaba a arderme la cabeza. Oh, claro... que olvidaba que estoy a 42º de temperatura corporal.

    Bienvenido a tu realidad de nuevo, Jacob Black.

    Respiré llenando mis pulmones de aire, y dejándo escapar el mismo suavemente. Por primera vez me sentía relajado. Un remanso de paz me recorrió por todo el cuerpo, Bells era la causante. Todavía no sabía como había aguantado sin su contacto todas estas semanas.
    Asintió dos veces ante mi aceptación por la "tregua" y se quedó en silencio unos segundos, como si meditara acerca de mis palabras —Ajá, exactamente —confirmé sin borrar la sonrisa de mi rostro. Qué fácil era mantener esa tonta sonrisa ante ella.

    Aceptó tal y como era previsto, y sin prévio aviso me tomó del brazo para continuar con la caminata que tenía planeada; con la diferencia de que ahora estaba más que bien acompañado.

    Elevé la mirada hacia el cielo; las primeras nubes empezaban a aparecer, se arremolinaban unas cuantas blanquecinas y otras en tonos grisáceos. Quizá llovería más tarde. Cosas inexplicables de la naturaleza.

    Observé durante un momento más, y luego regresé la mirada hacia ella.

    La verdad es que hoy no tenía nada interesante que hacer. Ya sabes, lo de siempre —farfullé sin darle demasiada importancia —Bueno, lo cierto es que sí que tengo más responsabilidades. Por eso, simplemente quería relajarme. No sé, darme un baño y divertirme —fijé mi vista hacia el mar. Podía sentir la vibra de la vida recorriendo el tono azulado de las olas, siendo éstas un espejo claro del cielo. Incluso se vislumbraban los colores dorados de los rayos del sol brillando sutilmente. Por primera vez en varios días, el agua no parecía una enorme y amorfa mancha gris capaz de engullirte sin remordimiento.

    Una idea alocada y realmente divertida cruzó por mi cabeza.

    .... pero, ¿sabes lo que sería más divertido, Bells? —la miré; luego al mar, y nuevamente a ella. Una sonrisa traviesa iluminó mi rostro en todos sus ángulos. Solté una sonora carcajada. Seguramente tenía una mínima idea a lo que me refería —Oh, sí... —asentí dos veces y la aferré a mí con más fuerza para que no intentara escapar -cuidando mis movimientos para no dañarla con mis fuertes y enormes manazas- y empezé a arrastrarla conmigo en dirección hacia la orilla, sin quitar esa sonrisa delatadora. No sería tan bruto como para tirarla, pero el sobresalto se lo llevaría; claro que sí.

    Contenido patrocinado

    Re: Amaneciendo... (Libre)

    Mensaje  Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Vie Sep 22, 2017 3:19 am